Skip to main content

Sin lugar a dudas las y los celayenses sabemos que estamos hundidos en la corrupción que anida entre la autoridad local, una situación que repercute en el día a día en forma de inseguridad, pobres resultados en materia preventiva y poca confianza en nuestros gobernantes.

Es de conocimiento general que las comunidades rurales están en el olvido sistemático,algo muy similar ocurre con las colonias populares donde el tejido social nunca termina de consolidarse ni de resarcirse.

La obligación principal del municipio es dar servicios públicos, pero estos servicios hoy, o están en el abandono, o están siendo contratados a terceros, socavando el presupuesto de todas y todos, y fomentando además la subsistencia de empresas que utilizan formas poco éticas como el outsourcing.

Sabemos que quien gobierna hace más de veinte o treinta años no ha sido capaz de tener una visión de largo plazo que haga crecer a Celaya y que cambie nuestra realidad, tanto que incluso ocupamos todos los primeros lugares en negativo.

Las y los celayenses no nos merecemos esto y hoy somos víctimas de malos gobiernos. La solución es clara: Tenemos que estar con el equipo ganador, y ese equipo es con Claudia Sheinbaum, para tener una coordinación efectiva, desde el gobierno federal hasta el municipal, y así a Celaya le va ir mejor.

Si seguimos haciendo los mismo, tendremos los mismos malos resultados, por eso es hora de ir hacia una transformación.

Leave a Reply

quince − ocho =